La provincia inauguró hoy la primera planta fotovoltaica colaborativa cuyo proyecto estuvo en manos de la UTN VT

 

La provincia inauguró hoy la primera planta fotovoltaica colaborativa cuyo proyecto estuvo en manos de la UTN VT

Este lunes se dejó inaugurada una novedosa planta de energía fotovoltaica en la localidad de María Teresa, que contó con la dirección técnica y desarrollo del proyecto a cargo de nuestra Facultad Regional, la cual trabajó conjuntamente con el Gobierno de Santa Fe a través del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, el Programa Energía Renovable para el Ambiente (ERA) de la EPE, y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, y con la gestión de la Comuna de María Teresa.

Planta fotovoltaicaEste proyecto tuvo la dirección del Ing. Jorge Amigo; la resolución técnica e implementación de la planta estuvo a cargo los graduados de nuestra Facultad Ingenieros Cristian Marmiroli y Brian Pompei; y la formulación del proyecto y su administración recayeron en la Unidad de Vinculación Tecnológica, de la cual es responsable la Lic. Ana Lucía Giordano, en la órbita de la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria de la FRVT, a cargo de la Ing. Yesica Arán.

En ese sentido, Arán explicó que “esta es la primera planta fotovoltaica colaborativa de la provincia de Santa Fe, donde a través del programa ERA la energía que se emite de los paneles, se distribuye de forma virtual al usuario seleccionado. Los beneficiarios se denominan Usuarios Generadores Asociados. Específicamente, la Comunidad Solar de María Teresa permitirá por medio de una planta solar fotovoltaica de 24 kW abastecer la demanda eléctrica de diferentes instituciones sociales de la localidad.  Las Instituciones beneficiadas con este proyecto elegidas por la Comuna de María Teresa serán: Club Sportivo María Teresa, Nueva Era Sporting Club, Huerta Taller El Sol, Biblioteca Mariano Moreno, Centro de Jubilados y Pensionados, y Residencia de Adultos Mayores. Esto es que la Comunidad Solar genera electricidad renovable para seis instituciones, las cuales cuentan con más de 500 personas vinculadas de manera directa. Sin embargo, los beneficios de la energía colaborativa alcanzan a toda la localidad, dado que por ejemplo los y las estudiantes del pueblo asisten a la Biblioteca Popular Mariano Moreno, la cual a partir del proyecto tendrá un ahorro energético superior al 70 %. Esta característica hace que la energía renovable colaborativa tenga un importante derrame social”. Finalmente, con satisfacción, la SCEU de UTN FRVT cerró enfatizando que “este proyecto ya hecho realidad demuestra que el trabajo en conjunto es el camino para lograr los objetivos comunes que transforman la realidad de la sociedad.”