Docentes, no docentes, estudiantes y graduados de UTN Venado Tuerto presentes en la marcha por la educación pública en nuestra ciudad

 

Docentes, no docentes, estudiantes y graduados de UTN Venado Tuerto presentes en la marcha por la educación pública en nuestra ciudadVenado Tuerto también tuvo una imponente manifestación enmarcada en lo que a nivel nacional se tituló como la Marcha Nacional en Defensa de la Universidad Pública.

En un día dónde las noticias para el gobierno nacional fueron de mal en peor, la tarde/ noche tuvo su cierre con la masiva protesta realizadas en las sedes de las 57 universidades en todo el país y que fue convocada por los gremios Conadu, Conadu Histórica, FEDUN, UDA, FAGDUT y CTERA, junto con las federaciones estudiantiles, aunque también se sumaron agrupaciones políticas, sociales y de otras ramas sindicales.

De hecho, en Venado Tuerto la jornada comenzó poco después de las 18.30 con el abrazo simbólico realizado en los alumnos del Instituto Superior Nro 7, quienes, a pesar de no pertenecer al ámbito universitario, decidieron solidarizarse con la lucha. Posteriormente en el salón de acto de dicho local escolar se realizó una clase pública. Para luego concentrarse en la plaza San Martín que sirvió de punto de partida para una marcha que recorrió parte del centro.

Así además de los estudiantes de diversas instituciones educativas de la ciudad también acompañaron dirigentes locales. Entre ellos estuvieron presentes: el intendente, José Luis Freyre; los diputados provinciales: Oscar Pieroni y Julio Eggimann; los concejales: Fabián Vernetti, Leonel Chiarella, Santiago Meardi, Patricio Marenghini, Pedro Bustos y Débora Domínguez; la directora de Educación de la Región VII de Educación, Stella Lapelle; el subsecretario de Educación y Cultura Municipal, Sebastián Roma y el delegado regional de Amsafé, Javier Delgado, entre otros.

Mientras tanto, la paritaria nacional sigue estancada y en la última reunión del miércoles realizada en el Ministerio de Educación de la Nación se decidió un cuarto intermedio hasta el viernes. Desde el Gobierno, insistieron en una primera instancia en un aumento del 15% en tres cuotas, pero los sindicatos universitarios exigieron el 30% más una cláusula gatillo que se ajuste a la inflación.

Pero además de la discusión salarial, también existe el reclamo por la crisis presupuestaria que afrontan las universidades públicas. Los docentes reclamaron que, durante el primer semestre de 2018, los atrasos en los pagos fueron muy importantes, en especial lo referido a los gastos de funcionamiento. Así en un comunicado, asentaron que para ese rubro en particular el Gobierno se había comprometido a pagar 530 millones de pesos por mes, pero solo abonaron 850 millones de pesos en total para los primeros seis meses del año