PRUEBA DE ALARMA DE EVACUACIÓN

10/06/2015 

¿CUÁNDO?

Jueves 11 y viernes 12 de junio de 2015

¿A QUE HORA?

A las 19:00 hs y 21:30 hs.

¿PARA QUE SIRVE?

El objetivo es que toda la comunidad universitaria reconozca la alarma, se familiarice con el sonido y esté preparado para una evacuación real.
También sirve para chequear el correcto funcionamiento de la alarma e identificar sectores donde la alarma no es audible.

¿CÓMO SE COMUNICA?


 

 

La Prueba de Alarma se comunicará con el uso del timbre, con pulsador automatizado con sonido discontinuo durante  30 segundos.

(―   ―    ―    ―    ―   ―)

SIMULACRO DE EVACUACIÓN

 

¿CUÁNDO?

 

Martes 16 de junio de 2015 entre las 19:30 y 20:30 hs.

 

¿CÓMO SE COMUNICA?


La decisión de evacuar la determinará el director de emergencia y se comunicará de la siguiente forma:

 

Alarma

La comunicación de evacuación se dará con el uso del timbre, con pulsador automatizado con sonido discontinuo por  más de 1 minuto
(―   ―    ―    ―    ―   ―)

 

¿CUÁL ES EL PUNTO DE REUNIÓN?


Punto de Reunion

 

Ingreso estacionamiento de vehículos

 

¿CÓMO SE IDENTIFICAN LOS LÍDERES/RESPONSABLES
DE EVACUACIÓN DEL SECTOR O PISO?


Con un brazalete de color AMARILLO

 

¿CÓMO SE IDENTIFICAN LOS BRIGADISTAS
ENTRENADOS EN PRIMEROS AUXILIOS?


Con un brazalete de color ROJO

 

¿CÓMO DEBEMOS EVACUAR?


  • Al escuchar la alarma abandone el área inmediatamente siguiendo las instrucciones del Responsables del Sector/Piso.
  • El Responsables del Sector/Piso (líder) dirigirá al personal y alumnos en la evacuación del sector afectado, de manera ordenada y caminando (sin correr) hacia el Punto de Encuentro designado.
  • Si no tiene un líder de evacuación, diríjase al punto de reunión, utilizando la salida de emergencia más cercana.
  • Seguir las vías de escape de las rutas prestablecidas en forma lenta y ordenada.
  • En caso de presencia de humo, deberán agacharse de acuerdo a la intensidad del humo, fuego o temperatura. Cubrirse la nariz con pañuelos o ropas, antes de abandonar el piso. No correr, caminar rápido y en fila de a uno o de a dos, cerrando a su paso la mayor cantidad de puertas y ventanas, descienda siempre, nunca el recorrido debe ser ascendente.
  • Mantener la calma en todo momento, para evitar actitudes que generen pánico
  • No utilizar ascensores, donde se pueda quedar atrapado.
  • Si no puede abandonar el lugar, acercarse a una ventana que dé al exterior donde se pueda encontrar aire para respirar, a la vez que se hará señales agitando elementos que permitan su visualización. Cubrir las puertas y aberturas con elementos que impidan el ingreso del humo.
  • No transportar bultos (mochilas, carteras, abrigos, etc.) a fin de no entorpecer el propio desplazamiento y el de los demás.
  • No transponer ventanas, aberturas que den al vacío; esperar a ser rescatado.
  • No abandonar a los accidentados, pedir ayuda y llevarlos a un lugar seguro.
  • El fuego, humo y gases tóxicos se propagan rápidamente. No regresar al edificio una vez que se lo ha abandonado. Quizás no exista una segunda oportunidad.
  • Reunirse con el resto de las personas en el punto de reunión, y verificar que no falte nadie.
  • El líder deberá verificar la evacuación total buscando personas en zonas donde no fuera audible la señal de evacuación: ejemplo baños, depósitos, etc.
  • Una vez que el personal se ha retirado no podrá regresar al sector hasta tanto no haya terminado con el control de la emergencia.
  • Llevar el celular para podes ser contactado en caso de necesidad.

 

EVACUACIÓN DE PERSONAS DISCAPACITADAS O IMPOSIBILITADAS

 

El encargado de piso tiene a su cargo:

  1. Determinar el número y ubicación de las personas con discapacidades en el área asignada.
  2. Preseleccionar y asignar un ayudante para cada discapacitado. La sola función de este ayudante es velar por la evacuación segura de la persona discapacitada. Para designarlo hay que tener en cuenta su fuerza.
  3. Asignar dos ayudantes por discapacitado en una silla de ruedas o que no pueda caminar, para poder trasladarlo si fuera necesario.
  4. Predeterminar las vías de escape más apropiadas para todos los discapacitados y revisarlas con los ayudantes asignados.
  5. Solicitar a los empleados cercanos que ayuden a cualquier persona que enferme o sufra lesiones durante una evacuación.